Muchas cosas en Guatemala son impredecibles: el clima, el horario del bus local, cuan temprano el gallo del vecino va a cantar. Las tortillas de maíz por el otro lado no lo son. No importa lo que usted coma, en los restaurantes, el mercado, los hogares de las familias locales, las tortillas están ligadas a acompañar a la comida tradicional guatemalteca.

El maíz es una parte fundamental de la cultura guatemalteca y cuya tradición data desde los ancestros mayas. De acuerdo con el mito de la creación según los Mayas que aparece en el libro sagrado Popol Vuh, es lo que los dioses usaron para crear al hombre, luego que otros materiales–como la madera y el barro–fallaron. El maíz también aparece en otra famosa narrativa del Popol Vuh acerca de los “gemelos héroes,” dos hermanos que bajaron al inframundo para rescatar a su padre, quien se convierte en el dios del maíz–un dios que emerge de la tierra cada año para dar vida a la humanidad.

Hoy en día, el maíz es uno de los cultivos básicos de los campesinos guatemaltecos. Aquí el maíz no es cultivado cuando el grano está tierno y dulce sino cuando los granos están completamente maduros y secos. Este es el maíz que es usado para hacer tortillas y que llenan esos grandes sacos blancos que usted puede ver en los mercados alrededor del país.

Las tortillas deben de ser servidas humeantes y calientes. Son suaves y plegables, tienen un sabor delicado a maíz tostado y una textura tierna. Son ideales para degustas las salsas de los platos o incluso para completar un almuerzo exiguo. El número de tortillas que una persona come por tiempo de comida es variado, la mayoría se queda entre una y dos pero hay quienes comen 8 o más en cada comida.

Tortillas frescas son vendidas en tortillerias (habitaciones sencillas donde señoras y señoritas preparan tortillas todo el día) aunque la gente en su mayoría las prepara en casa también. Abajo hay una breve descripción de como se hacen. Si usted planea dirigirse a Guatemala y quisiera probar hacerlas usted mismo, contáctenos. Viaventure ofrece una variedad de tours (como ejemplo este) que le ayudará a convertirse en un experto tortillero.

Como están hechas las tortillas de maíz

Los granos de maíz secos son comprados en el mercado o entregados en la puerta de la tortillería.

Los granos de maíz son hervidos con cal (una sustancia con consistencia parecida al yeso llamada lima o hidroxido de calcio) durante un proceso que se llama nixtamalización. Al hacer esto es más fácil moler el grano, se incrementa el valor nutricional y mejora el sabor. Una vez es terminado de cocer se deja en remojo toda la noche y luego se lava.

El maíz cocido es llevado al molino. Estos son usualmente pequeños, un cuarto de operación con un solo motor.

El maíz es puesto en la parte alta del molino, se pone un poco de agua y se empuja para ser molido.


Ahora es llamado masa, el maíz molido se junta (su textura es similar a la de la arcilla) y entonces es llevado a casa o a la tortilleria.

Se añade un poco de agua a la mezcla para que pueda ser manejable.

Con las manos llenas de masa forman, pequeños círculos planos. Las señoras lo consiguen golpeando la masa una mano contra la otra con la masa en medio. Le dan la forma mientras lo hacen.


Las tortillas sin cocinar se colocan en un comal (plancha de metal o barro) al que se le ha untado un poco de cal para que no se peguen. Las tortillas son cocinadas hasta que están doradas y tostadas de un lado y se voltean a mano.

Una vez las tortillas estén perfectamente cocinadas se colocan en una canasta apiladas dentro de una manta para que permanezcan calientes. ¡Buen provecho!

Share This Page