Durante la década pasada, la Reserva Natural & Parque de aves Montaña Macaw ha rescatado y rehabilitado muchas de las increíbles aves tropicales de Centro América, desde Tucán Real, Guacamayas escarlatas, tucán esmeralda, cotorras de cuello rojo. Localizado en las afueras de Copán Ruinas, el parque de 3.6 hectáreas ( 9 acres) consta de exuberante bosque antiguo, un riachuelo de aguas prístinas de la montaña, nacimientos de agua fresca, cuestas donde crecen cafetales que nos refrescan con su sombra, encumbrados peñascos, elevados senderos y plataformas desde donde se puede tener una vista panorámica espectacular. Una visita al parque de aves es un obligatorio para los que visitan Copán.

La colección original de aves del parque vino de la isla de Roatán, donde una conservacionista y amante de las aves Mandy Wagner comenzó rescatando cotorras y tucanes en los 80´s. Una década después Lloyd Davidson heredó las aves. “Yo vine a Honduras en 1986 para establecer una compañía de exportación de pescado en Roatán. Tengo algunos conocimientos en biología pero las “aves” fue sólo un lindo gesto que se salió de control. Yo accedí a cuidar temporalmente la colección de Mandy, me sentí el heredero de ello y de pronto me convertí en el hombre de los pájaros. Casi de la noche a la mañana la colección se expandió con donaciones de otros migrantes que no pudieron adaptarse a las demandas de cuidar un ave tropical.

Para acomodar su creciente rebaño se creó un parquet más pequeño aun en Roatán antes que el espacio más grande fuera comprado. “Hemos abierto el parque a manera de generar fondos para su manutención a largo plazo (las Guacamayas pueden vivir hasta 100 años en cautiverio). Mientras más personas nos visitan, nosotros hemos notado el impacto que las aves tiene sobre la gente y su potencial para educar al público la importancia de la conservación.”

La montaña Macaw ha ido aumentando el conocimiento acerca de la necesidad de proteger las aves tropicales centro americanas. “las aves que tenemos son tan llamativas y tan vistosas que ellas dan el mensaje sin necesidad de que nosotros demos un sermón” explica Lloyd. Hoy los visitantes de la montaña Macaw aprenden acerca de la aves y el trabajo de la organización, también tienen una experiencia completamente interactiva. “Hay un área donde los visitantes encuentran cerca de 25 cotorros, guacamayas, tucanes que ellos pueden sostener, fotografiar, conocer de una manera muy real y cercana. Deja una impresión perdurable”.

Adicional a la educación pública, Montaña Macaw ha incursionado en otros proyectos también, uno de ellos se llama Guacamayas en libertad y está en exposición en el sitio arqueológico de Copán, aquí con la asistencia de World Parrot Trust, se ha hecho dos liberaciones de guacamayas previamente y se planea una tercera para este Septiembre en la cual se introducirán 20 nuevas aves a al grupo ya existente en el área de las ruinas.

“Lo interesante es que estamos usando aves cautivas previamente y sus crías para restablecer la población que habita en libertad” nos comenta Lloyd. “ Si este proyecto es exitoso podría ser un modelo importante para otros sitios en Honduras y en los países cercanos”

Hasta el momento parece estar funcionando. “Bandadas de 5 a 15 guacamayas ahora vuelan ruidosamente sobre las cabezas de los turistas que visitan las ruinas” comenta Lloyd. “Estas aves realmente han traído la vida el sitio. La Guacamaya escarlata es el ave nacional de Honduras y era sagrado para los Mayas y las aves que estamos viendo ahora son verdaderamente un motivo de orgullo”.

Share This Page